alt_text
ACCESO CLIENTES

Fidelización y flexibilidad, las palabras que marcarán el mercado laboral

LHH

Una reciente conferencia organizada por LHH en la Cámara de Comercio de Girona proporcionó una visión detallada sobre las tendencias macroeconómicas y cómo estas afectan directamente la gestión de los recursos humanos. Dirigida por el director regional de la zona norte de LHH, Jorge Santamaría, y la manager de la oficina de Girona de LHH, Sandra Méndez, el evento desglosó varios aspectos clave que configuran el actual panorama laboral y económico.

El contexto socio demográfico a corto plazo anticipa una prolongación del entorno VUCA actual (volátil, incierto, complejo y ambiguo) que complica la planificación estratégica para las empresas, sometidas a fluctuaciones económicas derivadas, por ejemplo, de diversos conflictos internacionales, la crisis energética global o un escenario demográfico en contracción.
Cataluña se confirma, según LHH, como una de las regiones más industrializadas de Europa, con un especial énfasis en Girona, donde la tasa de desempleo ha caído significativamente, acercándose ya al pleno empleo. 

La recuperación económica que se vislumbra en el horizonte se ve alimentada por sectores como la tecnología digital, las energías renovables, el turismo, la inmobiliaria, la construcción y la salud. En contrapartida, el comercio electrónico y el retail están perdiendo interés.

Fidelització i flexibilitat, les paraules que marcaran el mercat laboral

Un punto destacado fue el avance acelerado de la inteligencia artificial, que provocará un cambio de paradigma en el mercado laboral, creando más de 97 millones de nuevos puestos de trabajo mientras elimina 85 millones. Según LHH, en España, este fenómeno podría significar una pérdida neta de 500,000 empleos, lo que requerirá que tanto los trabajadores como las empresas hagan un esfuerzo decisivo para impulsar procesos de upskilling y reskilling para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado laboral.

Fidelizar trabajadores: más flexibilidad, más salud y más formación

La atracción y retención del talento son cruciales en un entorno donde la flexibilidad horaria y el teletrabajo emergen como puntos decisivos para los trabajadores. La falta de estos beneficios es uno de los principales motores de cambio laboral, con un creciente interés en modelos como la jornada de 4 días. La salud mental de los empleados también se ha consolidado como una preocupación prioritaria, con un incremento de los casos de burnout y problemas de salud psicológica, elementos que contribuyen significativamente a la movilidad laboral y la retención de talento.

Así, la flexibilización de la jornada laboral y la implementación de medidas de conciliación familiar son estrategias cada vez más adoptadas por empresas de todo el mundo para atraer y retener talento, mejorar la productividad y fomentar un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. La flexibilidad laboral tiene un impacto positivo en la productividad de los trabajadores. Según un estudio de Stanford, los trabajadores que tuvieron la opción de trabajar desde casa mostraron un incremento del 13% en su productividad en comparación con sus colegas en la oficina. Esto se debe, en parte, a la reducción de distracciones y tiempos de desplazamiento, permitiendo a los empleados dedicar más tiempo efectivo a sus tareas.

Asimismo, la posibilidad de tener horarios flexibles y teletrabajar también ayuda a reducir el absentismo y la rotación de personal. Según un informe de SHRM (Society for Human Resource Management), las empresas que ofrecen opciones de trabajo flexible experimentan un 25% menos de rotación de personal. Además, la flexibilidad horaria ha demostrado reducir sensiblemente el absentismo laboral, ya que los trabajadores pueden ajustar sus horarios para hacer frente a cuestiones personales o familiares sin necesidad de tomar días libres.

Fidelització i flexibilitat, les paraules que marcaran el mercat laboral

La conciliación de la vida laboral y familiar tiene un impacto significativo en la salud mental y el bienestar de los empleados. Un estudio de Deloitte destaca que las políticas de bienestar laboral, incluyendo la flexibilidad horaria, pueden reducir los problemas de salud mental en el lugar de trabajo y disminuir los costos asociados al estrés y al burnout. Además, un entorno laboral que promueve el equilibrio entre la vida personal y profesional contribuye a una mayor satisfacción laboral y un sentimiento de compromiso y lealtad hacia la empresa.

En un mercado laboral competitivo donde los candidatos son cada vez menos, las empresas que ofrecen opciones de trabajo flexible tienen una ventaja significativa en la atracción y retención de talento. Según un informe de LinkedIn, el 73% de los profesionales considera la flexibilidad laboral como una prioridad al buscar un nuevo empleo. Además, la posibilidad de trabajar de manera flexible es particularmente atractiva para las nuevas generaciones, que valoran mucho el equilibrio entre la vida personal y laboral.

Según un informe de Buffer, el 99% de los trabajadores desean teletrabajar al menos una vez en la vida, mientras que un estudio de Owl Labs señala que las empresas que ofrecen teletrabajo experimentan un 25% menos de rotación de personal. Según LinkedIn Learning, el 94% de los empleados afirma que invertiría más tiempo en una empresa que prioriza su desarrollo profesional. Además, las empresas que ofrecen programas robustos de formación y desarrollo ven una retención de talento incrementada en un 34%.

Fidelització i flexibilitat, les paraules que marcaran el mercat laboral

La realidad demográfica y la retención de talento

El paisaje económico y laboral actual presenta desafíos y oportunidades significativas para las empresas en Cataluña, con un creciente enfoque en la adaptación a las demandas del mercado, la gestión responsable de la tecnología emergente y una atención meticulosa a las necesidades de los trabajadores. A medida que evolucionen las tendencias económicas globales, la capacidad de adaptación e innovación en la gestión de personas será clave para el futuro éxito empresarial en la región.

La realidad demográfica actual se dibuja en forma de pirámide invertida. Este hecho provoca que las empresas cada vez tengan más dificultades para encontrar candidatos y los procesos de selección sean cada vez más costosos. Esta tendencia se hará más presente, especialmente en países como España o Grecia, donde la tasa de sustitución apenas supera el 1,1. Esto obligará a las empresas a hacer esfuerzos para retener el talento, para fidelizar a los trabajadores.

A la situación demográfica de escasez de mano de obra se suma que las generaciones más jóvenes que se incorporan al mundo laboral son cada vez más infieles y tienen menos miedo al cambio. En palabras de Santamaría, «si logras retener entre 2 y 3 años a un joven profesional, ya es un éxito». La importancia de la vida personal para estas generaciones ha subido de nivel y, a diferencia de los millennials, las nuevas generaciones ya no priorizan el éxito profesional, sino poder conciliar la vida personal con el trabajo. Es por este motivo que la flexibilidad horaria, el teletrabajo y las políticas de conciliación son tres de los factores más valorados por los candidatos a la hora de seleccionar una oferta de trabajo.

Según LHH, estos factores, junto con la preocupación por generar un entorno respetuoso con la salud mental, son dos de los puntos más relevantes hoy en día a la hora de fidelizar el talento de las empresas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO